Tu mente no es tuya

FOTO Diseño en FaceBook

Tu mente no es tuya

La mente está dentro de nosotros. Pero no es nuestra. En realidad es una proyección de la sociedad en nuestro interior.

Nadie nace con una mente. Nacemos con un cerebro. El cerebro es el mecanismo, la mente es la ideología, el condicionamiento. El cerebro es alimentado por la sociedad, y cada sociedad crea una mente de acuerdo con sus propios condicionamientos.

Pero el individuo se crea la ilusión de que la mente es suya.

Nuestra  mente no es nuestra mente – esto es algo básico que tenemos que recordar. Nuestra  mente es un implante de la sociedad en la que hemos nacido.

Y esta es la cuestión …nuestra indagación. Si la mente es nuestra o si ha sido implantada.

Tu mente no es tuya. Y tu mente no es joven siquiera, tiene siglos de antigüedad.

Tu mente no es tu mente, y tú búsqueda debería llevarte a encontrar tu propia mente – o mejor sería decir «tu verdad» «tu autoridad».

Hay algo que es la verdad, pero con la mente que tienes no puedes llegar a conocerla; porque tu mente está llena de mentiras, repetidas siglo tras siglo.

El método usado para crear cierto tipo de mentalidad en uno es ir repitiendo ciertas cosas continuamente. Interpretaciones, descripciones de la realidad. De la interpretación de la «realidad» de la «verdad» de lo «que «es» de lo «que ocurre».

Y solo podemos hallar la verdad cuando dejas esa mente completamente de lado y miras la existencia con ojos frescos, como un niño recién nacido.

Entonces lo que encuentras es la verdad, la realidad.

Y entonces sintonizas con la existencia, te unificas con la existencia, vives en relación con lo que ocurre. Eso es lo que es estar despierto.

Cuando sientes la existencia de manera inmediata, sin mediador – sin el método intermediario de la mente.

 

Pero empieza por tener tu propia mente …mira. Sé un individuo. Ten tu propia mentalidad – sin nadie que te diga que hacer y qué no hacer – tus propias comprensiones, tu propia conciencia.

 

Eres único y diferente. Y no hace ninguna falta ser obediente, ni rendirse ante nadie ni ante nada, y menos sacrificarse. Sé un individuo, sé tú mismo. Vive la vida con tus propios ojos, con tus propios oídos.

 

Nuestra mente no es capaz de encontrarse con la realidad, porque la realidad es contemporánea y la mente tiene miles de años. La brecha es grande y la mente no llega a encontrarse con la realidad. la mente tiene que ir con la realidad, paso a paso – sin quedarse atrás. Y esto es solo posible si cada individuo tiene su propia mentalidad, su propia individualidad.

Porque solo el individuo está vivo, solo es individuo es un fenómeno viviente.

Y tenemos que ayudar al fenómeno viviente a ser contemporáneo, a fluir con el rio de la existencia, momento a momento.